Una vez adentrados en la primavera y, en mayor medida, al sumergirnos en el caluroso verano, el cuerpo nos demanda disfrutar de los pequeños placeres de la vida, al aire libre. En casa, disfrutamos con comidas, cenas o pequeños descansos en el porche, que nos...